MUDANZA

01

De niño me fascinó una de las múltiples mudanzas que viví porque la realizamos a escasos metros de la casa en la que estábamos.

Desde la ventana de mi cuarto podía observar un trozo del salón de la antigua casa.

En cierta manera experimenté el fenómeno como una especie de paradoja temporal, un pequeño fallo en Matrix, secretamente observaba expectante a ver si aparecía un clon pululando por esas habitaciones.

El pliegue de universos no llegó a producirse, pero todo ese cúmulo de sensaciones: la visión presente del pasado, multiversos, el observar lo antiguo casi como un decorado de T.V. en desuso…

todo eso me cautivó y ayudó a disparar, un poco más, mi imaginación.

 

Hay sensaciones que son muy divertidas de repetir.

 

Y quizá sea eso, lo bien que pasamos el año pasado, uno de los motivos por los que habrá segunda edición de Romería y Desengaño. Nos vemos la semana que viene.

 

Las mudanzas y las romerías tienen bastantes cosas en común.

Antonio Romeo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: