ALGÚN DÍA SACARÉ UN LIBRO DE RELATOS

pierre-provencher

Algún día sacaré un libro de relatos. Y uno podría ser este, por qué no.

///////

A ver, concéntrate, que empieza el cuento.

///////

Todo arranca cuando Roberto regresa a su trabajo un año después de que le hubiesen despedido y empieza a actuar como si nada hubiese pasado.

Claro, no se encuentra bien, pero, bueno, digamos que él no lo sabe, no es consciente.

///////

Los ex compañeros llaman a la familia, ésta a los médicos y tras un largo proceso de diagnóstico, Roberto es diagnosticado con Alzheimer.

///////

Horror, el horror.

///////

¿Cómo puede ocurrirle algo así a alguien que lleva una vida normal, hace deporte, se alimenta bien, y digamos que todo lo realiza de manera correcta?

///////

Por muchas dudas que surjan nunca habrá una respuesta clara pero los desvaríos de localización siguieron sucediendo.

///////

Así, un día podías verlo en el antiguo trabajo realizando su tarea y otro desaparecía durante todo un fin de semana por lugares inhóspitos, situaciones insólitas.

///////

Claro, la familia se preocupó, normal, ¿no?, preguntaron a médicos y enfermeros en busca de alguna solución.

///////

Les hablaron de experimentación, de placas de metal, de geolocalización.

///////

Abrir la cabeza, poner una pequeña chapita de metal y cerrar.

///////

Todo muy cómodo, divertido, funcional. Todo muy barato.

///////

Y además, la familia tendría a Roberto localizado las 24 horas del día.

///////

Un grupo de investigación había creado una aplicación específica, para el móvil, miras la hora, observas dónde se encuentra tu hijo, envías un wasap.

///////

Nadie se planteó posibles consecuencias. ¿Acaso había?

///////

Un pequeño chispazo, dolor de cabeza, un dolor de cabeza cada vez más continuo…

///////

¿Algún problema?

///////

Roberto se volvió un tanto violento por los continuos dolores de cabeza.

///////

Pero la familia le tenía localizado, así que no, ningún problema.

///////

De hecho sigue localizado.

///////

Y con esto debería terminar el cuento, si es que se puede llamar así, porque tampoco tiene un incionudodesenlace claro, ni una moraleja final…

///////

A ver, concéntrate, que llega el desenlace.

///////

Algún día sacaré un libro de relatos, mientras tanto…

///////

 

Antonio Romeo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: