COSO ARRIBA COSO ABAJO

El termostato de casa marca veintitrés grados, dos menos que la semana pasada. Acaba de marcharse el repartidor de correos, me ha devuelto un envío que realicé hace casi un mes.

Preparo el primer café de la tarde. El hecho de pensar en un nuevo envío me ha bloqueado durante una milésima de segundo. Como una ráfaga por la espalda.

Utilizo el café como falso elemento de reactivación. Mañana es fiesta. Y el lunes me toca hacer el post para En vez de nada. No tengo ni idea sobre lo que voy a escribir. Me noto extremadamente perezoso, el día, cielo nublado a punto de llover, ha debido influir.

Termino el café. Son las cinco de la tarde. Intento ver una película pero me aburre desde el minuto uno. La quito. Reviso la calle: un par de niños juegan con un balón de fútbol. Me llega un mensaje al móvil: “hemos quedado a las ocho para echar una cerveza”.

Qué podría escribir para el post… qué narices podría hacer para el post… Si supiese dibujar haría un boceto rápido de la calle y listo. Y al lado del dibujo escribiría: coso arriba, coso abajo. Con un par de flechas indicando movimiento, claro. Coso arriba, coso abajo. Bueno, que ni lo voy a intentar. Pero algo tendré que escribir.

Salgo a la calle. La gran mayoría de chorradas se me ocurren andando, a ver si esta vez también hay suerte.

Joder, acabo de recordar lo que he soñado en la siesta, he soñado con Rajoy. Con el p*** Mariano Rajoy, que me enseñaba unas mazmorras en el subsuelo de Huesca, en un camino secreto entre la Catedral y Montearagón. Me decía que él era uno de los sacrificados para iniciar la purga, que lo tenían todo pensado. Mariano se presentaba como uno de los “good guys”. Y las mazmorras, un lugar de cuarentena para volver a resetear la sociedad. Igual debería escribir un cuento sobre eso. Aunque es demasiado difícil de desarrollar. Nada, pensaré otra cosa.

Hace dos años soñé con Zapatero. Sí, debería mirar lo mío con los sueños. Zapatero estaba rodeado de gente y yo la apartaba a codazo limpio para que me firmase una fotografía suya, que además estaba enmarcada. Ya con la foto firmada me decía: Tenemos que parar la ola.

¡El paquete! Ya ni me acordaba. Pues mañana es fiesta, si acaso para el sábado… o el lunes. Total si ha regresado después de un mes, por un par de días no creo que pase nada. Lo reenvolveré y listo. Además, ya son las siete y media.Y lo del post… pues lo dejaré para última hora, a ver que sale.

Antonio Romeo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: