DESPEDIDA

Antonio Romeo, uno de nuestro mejores hombres, se ha ido a vivir a Lisboa. Lo fundamental del asunto es que se ha ido a vivir. Todo los demás ayuda.

La noche anterior a su partida, se subió al escenario para colaborar en un tema con Domador, antiguos compañeros de grupo, que celebraban una década como banda.

Para aquellos que entre el público lo despedíamos, la actuación de Antonio fue además una especie de rito de paso. Nos ayudó a delimitar, separar y recorrer ese tránsito que es decir adiós.

Van pasando los días, Antonio ya lleva más de una semana en Lisboa, y de cuando en cuando algún amigo o amiga de los que compartió aquella memorable noche, envía una foto de lo que queda del rito, dándole reconocimiento.

He abierto uno de los libros de Antonio, Tratado sobre la oscuridad (Ed. Homokin, 2010), y me he encontrado este verso:

No sé cómo cortar mis hilos y hacerme pasar por ellos.

Creo que leerlo me ha ayudado a cruzar el umbral.

Te deseo la mejor de las suertes, ¡amigo!

Un besico.

Orencio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: