REDESCUBRIMIENTO Y RUINA

roma3

En una fascinante escena de la película Roma, de Fellini, durante una visita a las obras del metro se descubren casi intactos los restos de una antigua casa patricia. Un grupo de obreros y arqueólogos acceden a través de un agujero y se pasean por las estancias, descubriendo a la luz de las linternas maravillosos frescos, esculturas y mosaicos. Pero repentinamente todo empieza a deteriorarse: el aire que entra por el agujero recién abierto lo estropea todo irremisiblemente ante sus ojos sin que puedan hacer nada.

La escena me recuerda a las películas de aventuras de mi infancia, en las que a menudo el clímax se ambientaba en una cámara del tesoro, una cueva de piratas, o cualquier otro lugar fabuloso que llevaba siglos inalterado. Por una u otra razón el lugar en cuestión terminaba siempre desmoronándose, los protagonistas se salvaban por los pelos. Para mi la visión de aquellos lugares, intactos en la oscuridad durante tanto tiemo y repentinamente viniéndose abajo, era desoladora.

Javier Aquilué

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: