DISPARAR SOBRE MENTIRAS

Esta manera de abocarse al pueblo en busca de un lejano primitivismo de lo cotidiano, y sobre todo, esta complacencia declarada y sin rodeos, esta ingenua arrogancia de participar en una cultura cuya rotunda decadencia, su incapacidad radical de comprender el mundo que la produce nadie puede ocultar, todo esto no deja de ser sorprendente.
Guy Debord. I.S., nº6, agosto de 1961.


Quién imaginaba hace veinte años y un día que hoy recordaríamos el aniversario de la muerte de Guy Debord, accediendo a una conexión previo pago a una multinacional de la comunicación, desde una aplicación de gestión de contenido administrada por Automattic y la WordPress Foundation, utilizando un fragmento de una de sus películas mediante una de las empresas más capitalizadas del mundo, suministrando dicho contenido a una red social valorada también en tropecientos millones de euros, redactando una pregunta larga y absurda que parece un lamento.

¿Cómo transformaría Debord una situación como ésta? ¿cómo construiría una afirmación lúdica con ella? ¿cómo evitaría que los perros guardianes del espectáculo devuelvan los golpes contra nosotros mismos?

 Orencio Boix.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: