PARADISE BOX CITY (I)

caja

Ahí estaba yo, delante del ordenador una vez más, sin recordar muy bien por qué lo había encendido.

Porno // noticias // un par de juegos // el tuiter // puto tuiter… y luego varias páginas de novedades tecnológicas, en una de las cuales leí que la próxima moda global iban a ser las cajas de cartón.

Sí. Novedad tecnológica.

Cajas como aislamiento del raciocinio y los pensamientos. Burbujas.

Según esto ya no era necesario un retiro en Lourdes. Con esas cajas de cartón el aislamiento se podría realizar en cualquier lugar. Aparte de las comodidades de espacio tanto para vivir como para viajar.

Busqué la web oficial de esas cajas e… intenté comprar un par. Hasta siete veces le di al botón para hacer la compra. Nada. Pensé que a lo mejor era una broma y ese pensamiento ganó a todos los demás.

Lo dejé estar y regresé al bucle de la perdición de Internet, aunque durante los siguientes meses, a cada rato que recordaba,  buscaba algo más de información sobre este sistema de cajas.

Al parecer no era tan bulo como yo creía y distintas webs apuntaban al gobierno chino como principal desarrollador y hablaban de programas beta aplicados en cajas.

箱 天堂 城市的

La técnica de plegar el cuerpo e introducirlo en una caja de cartón para alcanzar un estado de protonirvana era conocida en Internet como Bodyboxing.

Derivé toda mi búsqueda hacia esa palabra y así localicé una página de unos fanáticos de la técnica que se hacían llamar Capsuleros,

Si te registrabas en su página web te adjudicaban el grado de Aspirante y tenías acceso a los distintos manuales que ofrecían para poder alcanzar el rango de Arcano o “tipo que se ha metido en la caja”.

Me registré.

Gracias a los traductores online pude descifrar casi toda la información. Valía cualquier caja, lo único primordial es que debía ser menor al tamaño del Aspirante y otro dato importante: el producto debería haber sufrido un periodo de aclimatación con el Aspirante de al menos dos años.

Así que una caja de zapatos servía para iniciarme en el experimento. Revisé el desván y localicé una caja con varios tacos de cromos, la vacié, observé el vacío…  Era obvia la imposibilidad de meterse ahí, pero seguí buscando información y recordé el tema del periodo de aclimatación de dos años, fijé parte de mi esperanza en ese dato.

Contorsiones. Contorsiones y meditación. Manejos de la respiración. “Tu talón se dobla como hoja de periódico pero la información permanece”.

Aprendí a doblar la muñeca en ángulos cercanos al rechazo social y en distintas ocasiones llegué a combinar distintas partes del cuerpo dentro de la caja:

Manos – Cara.

Pies – Manos.

Rodillas – Manos.

Al sexto mes, y mediante la web de Capsuleros, contacté con varios Aspirantes que vivían en España y surgió la idea de organizar un encuentro español de bodyboxing.

Y eso fue lo siguiente que hicimos.

————————————–

En la entrega nº2, el tráfico y contrabando de las cajas.

Tunéa tu caja, añádele wifi para situaciones de poder.

La importancia de saber doblar el cuerpo.

11º Congreso mundial de Capsuleros.

————————————–

 Antonio Romeo

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: LOS TEMBLORES (Paradise Box City II) | envezdenada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: