CRACQELANDO

<<El vigor, convincente por sí mismo, de “lo dado”, como dice tan magníficamente la metafísica, tanto en un libro como en la vida, debería excluir por siempre cualquiera de las escapatorias de la necia fantasmagoría simbólica e incitarnos de una vez por todas a un acto decisivo de purificación>>.

Julien Gracq, En el Castillo de Argol

Imagen: Thomas Girtin. La Casa Blanca de Chelsea (1800)

 

Un recuerdo a Julien Gracq que -ejem- rechazó el premio Goncourt en 1951.

Feliz Lunes post-periférico amigos.

Javier Aquilué

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: