DISOLVENTE UNIVERSAL

Decidir que la estrategia correcta es ocultar.

Dejar caer el valor a un pozo del que no conoces fin y someterlo al disolvente universal.

Saber perfectamente que el acuífero desarrollará un trabajo subterráneo. A su paso, dejará sustratos, sedimentos y brotarán nuevos organismos. En algún momento del que no puedo dar razón,  el tesoro surgirá otra vez por un canto.

Un cometido que sólo prospera en la intimidad; como cuando se protege una confidencia.

Imagen: Anselm Kiefer: Alkahest (2011)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: